Casa de las Conchas Revisado el 28-06-2018 - La Barcelona de antes

Vaya al Contenido

Casa de las Conchas Revisado el 28-06-2018

Edi. Particulares I
Aunque Salamanca tiene la casa de la Conchas iniciada en 1493 y concluida en 1517. Barcelona también tuvo la suya. Proyectada en 1899, por el arquitecto y editor Pau Salvat i Espasa en colaboración con Joan Alsina i Arús, estaba situada en la confluencia de las calles Balmes 152 con Córcega 285-287, en el lado Besós montaña.
Espasa era hijo de Manuel Salvat Xivixel, fundador de la editorial Salvat y compaginaba sus trabajos de editor con los de arquitectura, llegando a desempeñar  la función de Presidente electo entre 1903 y 1905, del Instituto Catalán de las Artes del Libro. Conjuntamente con la labor de editor, proyecto en 1896, el primer edificio de la editorial paterna situado en la Calle Mallorca n.° 294,
El palacete, constaba de planta baja que estaba elevada, con respecto a la horizontalidad de la calle con el fin de poder instalar unas ventanas a ras del suelo, para poder dar luz del día a los sótanos del edificio. Tenía un piso principal, en el que destacaba una fachada compuesta de un balcón corrido con tres puertas de salidas adornadas con columnas y relieves escultóricos, los huecos se complementadas con una serie de conchas que adornaban todo el frontal. En la plata baja destacaban dos ventanas altas que centraban la puerta de entrada en la que partian unos escalones que daban la altura para las ventanas del sótano.
La baranda del terrado era de obra en la que destacaban unos adornos curvados que daban una perspectiva mucho más suave a la fachada. En los laterales aparecían dos fachadas con cuatro ventanas por lado, con dos ventanas bajas para iluminar el sótano, haciendo juego con las ventanas de la fachada central, lo completaban dos torretas con bases de doce lados situadas en los vértices de la esquina y coronadas con sendas cúpulas de cerámica quebradiza, después de las torretas continuaba el edificio hacia los dos lados, con la misma terminación de una baranda de obra recta adornada con cinco relieves.
La casa fue inaugurada en 1900, en ella vivió Santiago Aguado Sinobas, que ejerció la labor de secretario de la Compañía de Ferrocarriles del Norte de España. En 1907 fue traspasado, ocupando el edificio por el arquitecto y fotógrafo Emili Llatas Agustín que murió prematuramente en 1911. Más tarde el edificio acogería la redacción y administración de la revista científica Ars Medica que se editó en Barcelona entre los años 1925 y 1936.
El edificio paso a convertirse interiormente en un edificio  que se había habilitado para pequeños pisos de alquiler, habiendo habilitado en la entrada uno para que actuase de portería, una prueba de ello la tienen los continuos anuncios aparecidos en La Vanguardia en los años 20 y 30 en los que se anunciaban estos tipos de anuncios: el domingo 27 diciembre 1925, en su página 29 se ofrecía pequeña habitación como portería para matrimonio. El  sábado 1 de junio de 1935, en su página 36, se ofrecia Una habitación individual en un estudio en el terrado.
La casa fue derribada a mediados de 1966, para convertirlo en un gran edificio de oficinas inaugurado en noviembre de 1970, como Edificio Balmes. El martes 3 de noviembre de 1970, La Vanguardia publicaba un anuncio a toda página, en la que los constructores daban las gracias a todos los proveedores que habían colaborado en su construcción
Posiblemente los propietarios del palacete tenían problemas para conseguir su conservación, pero el patrimonio perdió una de las muchas maravillas que tuvo la ciudad condal. Da la casualidad que en aquella fecha estaba de Alcalde nº 108 José María de Porcioles Balaguer, que fue nombrado el 19 de marzo de 1957  y destituido el 17 de mayo de 1973.
Regreso al contenido