Can Feliu, Can Cuyàs Palacio Real de Pedralbes - La Barcelona de antes

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Can Feliu, Can Cuyàs Palacio Real de Pedralbes

Edi. Particulares
La antigua finca de Can Feliu, tiene su origen en la antigua masía de Can Feliu, del siglo XVII, era propiedad de Joan Güell i Ferrer un comerciante con la fortuna forjada en Santo Domingo, es decir, un auténtico indiano. Hizo construir una casa palacio, la cual encargo al arquitecto Joan Martorell i Montells.
 El hijo de Joan Güell, Eusebi Güell i Bacigalupi amplió la superficie de la finca con la compra, el 22 de septiembre de 1883, de la masía y terrenos de Can Cuyàs de la Riera. La finca era propiedad de la familia Cuyàs. El año siguiente de la compra de esta fina, Eusebi Güell encargo a Gaudí la reconstrucción y la adaptación de las dos propiedades.
En 1910 el rey Alfonso XIII concedió a Eusebi Güell el título de Conde, en reconocimiento a su contribución de engrandecer económicamente a España, en 1918 Eusebi Güell en agradecimiento por su nombramiento nobiliario cedió la casa y los jardines a la Corona,. En ese momento se acometió una nueva remodelación para convertirla en Palacio Real (1919-1924), a cargo de los arquitectos Eusebi Bona y Francesc Nebot. El Palacio está formado por un cuerpo central, con una capilla en la parte posterior.
En 1924 se convirtió oficialmente en Palacio Real. Al proclamarse la II República en 1931, pasó a ser propiedad del Ayuntamiento de Barcelona. En 1939 durante el régimen de Francisco Franco volvió a ser residencia del jefe del estado. Con la vuelta a la democracia el Palacio y su entorno volvió a la titularidad del Ayuntamiento, el cual instalo en 1990 el Museo de Cerámica.
El 4 de octubre de 1997 fue escenario del almuerzo y recepción de la celebración de la boda de la Infanta Cristina con Iñaki Urdangarin. Actualmente el palacio es de titularidad de la Generalidad de Cataluña.
Regreso al contenido | Regreso al menu principal