Café Colon Revisada el 26 de julio del 2018 - La Barcelona de antes

Vaya al Contenido

Café Colon Revisada el 26 de julio del 2018

Bares y Restaurante
El Gran Café Colon, fue encargado por Arturo Vilaseca, descendiente de una familia dedicada al ramo de la hostelería  que tras cerrar una de las cafeterías más peculiares del final del siglo XIX, conocida como “El Café del Siglo XIX” y también coloquialmente como  “La Pajarera”,  por su aspecto, en 1895 con motivo de la urbanización de la Plaza de Cataluña, decide cerrarla y adquirir un solar en la esquina de la actual Plaza de Cataluña con el Paseo de Gracia.
Vilaseca, se puso en contacto el año 1897, con  Francisco Rogent, para que le edificara un edificio modernista al que bautizo como el Gran Café Colón. El edificio constaba de planta baja y piso, en el que destacaba sus grandes ventanales con unas vidrieras muy trabajadas que iluminaban el interior durante el día y eran iluminadas por luces de gas durante la noche.
En aquella época en el que lo que sobraba en la ciudad era terreno, el edificio se realizó como competidor del  El Café Novedades que estaba a penas cincuenta metros en la esquina con la calle Caspe. Con un aforo de 1.400 personas. En la planta baja destacaba un espectacular salón, en el que destacaban una claraboya de colores por la que entraba la luz solar y una grandiosa araña (lámpara de muchos brazos),  para por las noches,  iluminada por la luz de “Gas”.
En el primer piso, el local se convertía en una espectacular sala de Billar en la que había 27 mesas en las que principiantes y asiduos, luchaban por conseguir las más difíciles carambolas. Se anunciaba como Billares Colón, con el slogan “billares y tresillo”, para destacar la confortabilidad de la sala. Paralelo al salón un balcón de metro y medio de ancho, permitía a los jugadores y visitantes tomar alguna consumición y contemplar en situ, los trabajos de urbanización de la Plaza Cataluña.
La inauguración tuvo lugar el 26 de mayo de 1897 y muy pronto el establecimiento arraigó como lugar de tertulias y reuniones sociales mientras comenzaba a alcanzar un gran renombre entre la sociedad barcelonesa en aquellos años del próximo cambio de siglo.
La gran repercusión y el éxito conseguido, fue sin duda la causa de su de su corta vida. El Gran Hotel Inglaterra y los diferentes hoteles que se edificaron con la urbanización de la plaza, hicieron que tan solo cinco años después de su apertura, en 1902,  el edificio fuera derribado para transformarlo en el primer Hotel Colón, que hubo en la plaza.
El primer Hotel Colón estuvo abierto hasta 1918, en que después de una espectacular ampliación y renovación, volvió a inaugurarse  como Gran Hotel Colón, que estuvo abierto hasta después de finalizada la guerra. Después de su derribo se construyó la sede del Banco Hispano Americano BANESTO.
Regreso al contenido