Billetes antigüos de España – Billets antics de Espanya - La Barcelona de antes

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Billetes antigüos de España – Billets antics de Espanya

Recuerdos
La peseta antigua moneda española fue aprobada por el gobierno provisional de la primera república del general Francisco Serrano Domínguez, el 19 de octubre de 1868, con la entrada en vigor de la peseta como única moneda, en España existían 21 unidades monetarias en circulación. En esa misma fecha España adopto también el Sistema Métrico Decimal.
Aunque la peseta existía desde tiempos de la dominación napoleónica ya que la primera peseta se acuño en Barcelona en 1808 con un valor de 2 ½ pesetas, hasta un año después en 1809 no se acuño la primera moneda de una peseta y otra de 5 pesetas. Desde 1836 a 12837 tras la coronación de Isabel II, volvieron a acuñarse monedas de peseta con ellas pago a las tropas que lucharon en la primera guerra carlista.
En 1869 cuando tuvo lugar la primera emisión oficial de acuñación de pesetas, esta se compuso de las siguientes monedas:
  • 1 céntimo, 1 g de bronce
  • 2 céntimos, 2 g de bronce
  • 5 céntimos, 5 g de bronce
  • 10 céntimos, 10 g de bronce
  • 20 céntimos, 1 g de plata
  • 50 céntimos, 2,5 g de plata
  • 1 peseta, 5 g de plata
  • 2 pesetas, 10 g de plata
  • 5 pesetas, 25 g de plata
  • 100 pesetas, 32,25 g de oro
Hasta la Segunda República, las monedas de 1 peseta fueron acuñadas en plata. La primera peseta de metal fue fabricada en 1937. En ella aparecía el rostro de una mujer, representación de la República. Estas monedas fueron conocidas como “las Rubias”, color que le daba la aleación de cuproníquel.
Terminada la guerra civil en 1939, Francisco Franco retiró de la circulación las monedas de metales preciosos. Las monedas tenían valores de 5 y 10 cts, de aluminio (que se conocían como “Perra Chica” y “Perra Gorda”), de 25 cts, 1 pta y 5 ptas; más tarde también se añadieron una de 50 cts (1951) y otra de 2,5 ptas (1954), que circuló relativamente poco. Estas monedas fueron fabricadas desde 1944 hasta 1982. Hacia 1958, debido a la inflación, se pusieron en circulación monedas de mayor valor facial, como 25 y 50 pesetas y posteriormente en 1966 la de 100 pesetas de plata.
A partir de 1982 las monedas de una peseta pasaron a fabricarse en aluminio para abaratar los costes de producción, se acuño una nueva moneda de 100 pesetas, en bronce-aluminio. Como novedad se pusieron en circulación: la moneda de 2 pesetas en aluminio y en 1983 la de 10 pesetas en cuproniquel, en el 1986 la de 200 pesetas también en cuproniquel, y en 1987 la de 500 pesetas en material bronce-aluminio. Estas dos últimas comenzaron a sustituir a los billetes del mismo valor. En 1983 se descatalogaron las monedas de valor menor a una peseta, que ya no eran aceptadas en la economía, pasando a redondear hasta cincuenta céntimos en el entero resultante y aumentando 1 peseta cuando el importe superaba los cincuenta céntimos.
En 1989 se acuño la última serie de monedas alternaba los colores blanco y amarillo entre valores consecutivos; doradas las monedas de uso mayoritario (5, 25, 100 y 500 pesetas) y plateadas las menos habituales (1, 10, 50 y 200 pesetas). En 1995 se lanzó la moneda de 2000 pesetas, aunque con escasa circulación y reservada a coleccionistas.
Aunque la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre, nació en 1893 de la fusión de La Casa de la Moneda y la Fabrica del Sello que ocupaban el mismo edificio de Colon desde 1861 en departamentos independientes. La serie de billetes de billetes de 50 y cien pesetas que se imprimieron en 1906 y la de 25 pesetas que se imprimió en 1907 un año después, fueron impresos por la fábrica de la moneda inglesa establecida en Londres “ Casa Bradbury Wilkinson and Company” .
Las pesetas circularon hasta el 28 de febrero de 2002, debido a la entrada del euro, tras 133 años de vigencia.
Se iran insertando nuevas fotografías de Monedas y Billetes paulatinamente
 
Copyright 2015. All rights reserved.
Regreso al contenido | Regreso al menu principal