Cine Belio Graf Paseo de Gracia - La Barcelona de antes

Vaya al Contenido

Cine Belio Graf Paseo de Gracia

Indice B
Paseo de Gracia 3, fue el segundo cinematográfico proyectado por los hermanos Mariano y Manuel Belio Garcia, (que habían empezado en la explanada cercana al mar junto al antiguo Gobierno Militar, era un barracón conocido como  "Museo de Figuras de Cera"), Mariano que era el artista realizaba el dibujo y las esculturas y Manuel se dedicaba a la promoción y venta de las mismas.
El Belio-Graff, estaba situado en el solar donde estuvo construido el antiguo Café de la Alhambra, (una vez el edificio situado detrás del antiguo Hotel Colon), fue dividido quedando dos locales con puertas de entrada por Rambla de Cataluña y Paseo de Gracia.
Fue inaugurado el 8 de noviembre de 1906, con el estreno de “Cros Corentry”, “Beodo en su cambio de domicilio”,  “Día de campo”, “La caravana de Boetok”, “Venganza del alquimista”, “La hechicera”, “Percances de un baúl”,  “Nobleza de ladrón”, y otras. El coste de la entrada era de 25 céntimos. La preferencia, con butaca, costaba 0'50 céntimos. Tenía dos sesiones una que empezaba a las cuatro tarde y finalizaba a las ocho de la noche y otra que empezaba a las nueve y terminaba a doce de la noche. Los domingos y días festivos, realizaban una sesión conocida como “Vermouth”, de once a una del mediodía.
Josep María de Sagarra (uno de los asiduos espectadores del cine), comentaba, quizás la cosa más notable y más sensual del Cine Belio-Graff era la taquilla, detrás de la cual, repapadíssima y con una gran insolencia, despachaba las entradas la ninfa del establecimiento. La tal dama era aquello que se llama una 'jamonassa' en un principio de descomposición. Es una lástima que Picasso no la hubiera retratada porque hoy resultaría una tela sorprendente.
El 20 de mayo de 1911, se estrenó la película Sixto V, sobre la controvertida figura del Papa que autorizó la edición de La Vulgata. El estreno provoco violentos enfrentamientos entre los progresistas y conservadores estos últimos asaltaron el cine destrozando el patio de butacas, amenazando de muerte la familia Belio si no retiraban el film.
El hecho significo la desaparición de la familia de los negocios cinematográficos. Los Belio-Graff desaparecieron de las carteleras el lunes 5 de mayo de 1913
En 1991 María Pilar Schuppisser Alafont, descendiente directa de la familia Belio, comentaba en una entrevista
Al traspasar Manuel Belio su local, desmontó el Orchestrión pieza por pieza guardándolo celosamente en el local de la calle Camp, que servía de garaje de su coche Delage modelo del 36. Los contra-revolucionarios del 18 de julio descubrieron el escondite y se quedaron con el coche para sus francachelas y destrozaron todas las piezas del Orchestrión y según testigos presenciales, aquellos arrebatados antifascistas, bajaban por la calle Muntaner con el coche robado tirando por las ventanillas, las flautas, las trompetas, los bombos y los platillos del histórico Orchestrión. Así querían ganar su guerra.
Regreso al contenido