Avenida - La Barcelona de antes

Vaya al Contenido

Avenida

Indice A
Avenida de Marqués del Duero 180 (actual Paral-lel), esquina con el inicio de la calle Vilamari, el solar en el que se construyó el cine, era  propiedad Modesto Castañé Lloret, un cineasta que en la primera mitad del siglo XX, se dedicó a construir gran cantidad de cines en la ciudad. Se puso en contacto con German Rodríguez Arias, para que le realizase un proyecto que ofreciera una auténtica evolución.
La decoración del local (acorde con las realizadas en los anteriores cines de la misma empresa), corrió a cargo del propio Modesto Castañé, la carpintería industrial fue realizada por Juan Pons Vila, constaba de platea y anfiteatro con una capacidad de 1.600 localidades. Tenía un escenario en el que se celebraban en algunas ocasiones actuaciones de artistas consagrados. Del bar interior se cuidó el barman Juan Vidal. Los aparatos reproductores pertenecían a la prestigiosa firma Western Electric.
Fue inaugurado el 23 de septiembre de 1930, con la proyección del noticiario Metrotone nº 10 y la producción Metro-Golwyn-Mayer  “Hollywood Revue”. A la inauguración asistieron Sus Altezas Reales los Infantes don Carlos de Borbón y doña Luisa acompañados por sus hijos.
Unos meses después de su abertura Castañé instituyó “los días de moda”, que se celebraban todos los lunes, algo que fue copiado por varias empresas de la época, para atraer al público los lunes que era el día más flojo de asistencia de espectadores.
A las tres de la madrugada del 2 de noviembre de 1931, un suceso acontecido en el interior del cine conmociono a toda la ciudad. El vigilante del cine recibió una llamada, haciéndose pasar por el hijo de Castañé, que le comunicaba que en un rato pasaría un joven a buscar unos papeles que su padre se había dejado olvidados en el despacho.
Posteriormente llegaron dos individuos dos individuos que una vez dentro lo amordazaron y apuntaron con sendas pistolas. El vigilante del cine había avisado al sereno y vigilante de la calle para que estuvieran atentos y al ver que algo sucedía no dudaron en entrar al cine forzando la puerta, pero dos sujetos que estaban esperando en la calle cubriendo la salida dispararon varios tiros que hirieron mortalmente al vigilante nocturno de cincuenta años Antonio Marín Miguel.
En su escenario actuaron durante los años treinta el trio formado por Irusta, Furgazot y Demaret, que componían y cantaba tangos, el 2 de febrero de 1932 se presentó en su escenario la gran artista y bailarina Rosita Moreno, que congrego  grandes colas para poder disfrutar de su actuación, que venía precedida de haber trabajado con artistas de la fama del fraile mejicano José Mojica y del actor estadounidense Cary Grant,
Rodríguez Arias, había proyectado una terraza para poder realizar proyecciones al aire libre en las noches de verano y que debía ser inaugurada a principios de verano de 1936, pero el comienzo de la guerra y la incautación del cine por parte del Comité Económico de Espectáculos, aplazó la apertura de la terraza hasta el verano de 1937
Finalizada la guerra civil y recuperado el cine por sus propietarios, se realizó la inauguración solemne de la terraza de verano, el miércoles 21 de junio de 1939, con la proyección de “El bailarín pirata” y “Shangahi”.
Posteriormente el cine fue adquirido por Enrique Marcé Planas, que lo convirtió en cine de reestreno que aguanto el declive de asistencia de espectadores, hasta el 27 de junio de 1971, con la proyección de “Trasplante a la italiana  y Un golpe de mil millones.
Hasta su derribo definitivo, los transeúntes de la Avenida del Paral-lel, podían contemplas los resto de la pantalla colocada en la terraza del cine.
Regreso al contenido