Cine Atlántico – Cinema Atlàntic, Antigua Sala Mercè rev. 13-12-17 - La Barcelona de antes

Vaya al Contenido

Cine Atlántico – Cinema Atlàntic, Antigua Sala Mercè rev. 13-12-17

Cines
El cine Atlántico, cerró sus puertas en las Ramblas 122, pero su historia empezó en 3 de noviembre de 1904, cuando se inauguró como “Sala Mercè”, en la Rambla de los Estudios nº 4, una de las salas pioneras de la ciudad. Lluis Graner i Arrufi  pintor, viendo el enorme éxito que tenían las salas de cine durante su estancia en Estados Unidos, cuando regreso a España, decidió crear un local en el que presentar aquellas rudimentarias sesiones de cine.  
Para ello pidió a su amigo Antonio Gaudí, un proyecto para realizar unos espectáculos parecidos a los que se celebraban en América. El local escogido  recibiría el nombre de la Patrona de Barcelona y pertenecía  a la familia Fontcuberta. Tenía vestíbulo, una sala de espera y otra en la que se realizaban los espectáculos. Gaudí y Graner modificaron las puertas y las transformaron en dos grandes arcos a través de los cuales se accedía al vestíbulo, en él había dos taquillas, una real y otra simulada que contenía un demonio autómata que al acercarse la gente decía “Mortales que os reís de mí, todos vendréis a mí”.
La sala de espera tenía en el fondo una rampa que llevaba directamente al sótano, donde se inauguró el 22 de diciembre de 1904, las Grutas Fantásticas, “Covas Fantásticas”. Tenía otra entrada por el nº  11 de la Calle d’En Bot, actual Plaza Villa de Madrid. La sala era rectangular, aproximadamente de 8 x 22 m., estaba situada paralela a la Rambla, tenía la disposición de una sala moderna, las paredes y la bóveda eran de un material rugoso  formando suaves ondulaciones que respondían al sistema de obtener una audición perfecta. El suelo de la sala estaba cubierto de gradas que correspondía a una fila de butacas. La decoración de las paredes, consistía en una franja con motivos vegetales coronada por una doble línea ondulada. El marco de la pantalla y el pequeño escenario estaban también tratados con el mismo material de la bóveda y las paredes de la sala.
Los espectáculos se estructuraban en dos partes: Programación de Películas animadas y cine mudo, esta programaron se prolongó hasta el 15 de agosto de 1905. Luego se programaron, proyecciones habladas. Películas filmadas expresamente  en las que unos locutores comentaban los diálogos de los personajes de la película. La programación duro hasta octubre de 1907.
En 1908 se iniciaron unos nuevos espectáculos de “Visiones Musicales”, que consistían en la proyección de cuadros sobre la pantalla acompañados de efectos de luz y música. Adrià Gual fue el encargado de coordinar los espectáculos que se presentaban muchas de las representaciones que se llevaban a cabo formaban parte del Teatro Íntimo de Gual. En 1909, el local fue transformado en cine.
Lluís Graner dejó la Sala Mercè y se marchó a América, dejándola asociada a la empresa Hispano Films. En 1913, Graner cerró la sala debido a la cantidad de deudas pendientes que tenía. A finales de 1915 la sala fue arrendada a los Espectáculos Patufet. A partir de ese momento se le pierde la pista a su funcionamiento, hasta que el 31 de mayo de 1936, se reinaugura como Cine Atlántico. Durante la Guerra Civil los programas eran documentales de anarcosindicalistas y milicianos italianos.
En 1939, cambio el nombre por el de “Atlantic Cine”, nombre que duro solo unos meses ya que con la llegada de la dictadura y la castellanización de los nombre de vuelven a reencontrarse con su antiguo nombre “Cine Atlántico”.  El 1942, realiza una reforma de la sala per ampliar la pantalla i el número de espectadores que se elevan a 348. Estuvo funcionando hasta 16 de enero  de 1987, fecha en el que cerró sus puertas, para convertirse un año más tarde en un Hotel.
Regreso al contenido