Hotel Arycasa - La Barcelona de antes

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Hotel Arycasa

Hoteles
En 1950 los empresarios Arimón y Casademunt, conocedores de la celebración del XXXV Congreso Eucarístico Internacional que debía celebrarse en Barcelona en 1953 y ante la previsión (en aquellos tiempos en que la Fe era predominante) esperando que la visita de católicos fuera importante y dado que la ciudad carecía de un gran número de hoteles decidieron construir uno de cinco estrellas con la intención de aprovechar el tirón de visitantes que aportaría el acontecimiento para construir un hotel, algo en lo que habían pensado.
Escogieron un solar de la calle Ausias March esquina Bruc y se pusieron en contacto con el arquitecto Francisco Víctor Ortenbach, para construir un hotel con un estilo neoclásico muy usado en la España del franquismo, el edificio se realizó con una altura de 10 pisos y en su interior, se construyó un restaurante y una cafetería para el servicio de clientes del hotel como clientes foráneos.
El hotel se inauguró en 1952, con el nombre de las dos primeras letras de Arimon y las cuatro de Casademunt “Arycasa”, un año antes del inicio del Congreso Eucarístico, con el fin de ir adquiriendo un nombre para la fecha del acontecimiento. Su proximidad con la plaza de toros Monumental, le hacia la competencia al hotel Ritz y eran muchos los matadores de toros que se hospedaban en él, ya que le encontraban mucho más moderno.
Los toreros más asiduos por entonces eran Diego Puerta, Santiago Martin “El Viti” y Manuel Benítez “El Cordobés”, que después de unos principios en los que luchaba para salir del anonimato, (se presentó en Barcelona el 5 de marzo de 1961, un día antes en el programa de “las tardes del sábado”, que realizaba Radio España desde el teatro Candilejas, me pide un cigarro y me comenta, “O triunfo o me mata un toro”, aquel domingo triunfo y volvió a repetir el domingo 26 fecha en la que fue cogido al clavar un par de banderillas de las llamadas cortas). A partir de entonces tomo el hotel como residencia habitual cada vez que venía a torear a Barcelona, celebrando en él sus entrevistas y ruedas de prensa.
Con el auge que poco a poco iba cogiendo el turismo, la ciudad empezó a edificar nuevos hoteles mucho más modernos y el Arycasa, poco a poco fue perdiendo clientela ya que se había quedado anticuado para ser un hotel de cinco estrellas y los clientes empezaron a disminuir. Lo primero que desapareció fue la cafetería y el restaurante ya solo iban algunos de los clientes del hotel, finalmente a finales de 1977 el hotel cerró sus puertas.
El edificio estuvo cerrado durante un largo tiempo ya que nadie sabía que destino se podía dar a la construcción. La masificación de tiendas mayoristas de ropa en el barrio, hizo pensar en rehabilitar el edificio y aglutinar allí a estos comerciantes que recibían a los detallistas de Barcelona y provincia para sus compras y cuatro años después después de una transformación, se inauguró en centro Arycasa. No obstante aunque el principio fue muy bueno, la competencia entre las tiendas fue restando beneficios y poco a poco fueron cerrando y en 1997 el centro mayorista dejo de funcionar.
Con el edificio cerrado se barajaron varias formas de rehabilitar o derribar el hotel y hacer una nueva construcción. La Inmobiliaria Torma, después de un largo proceso de transformación total, decidió reconstruir el interior en viviendas de lujo, el edificio fue adaptado en 72 pisos de varias medidas. Este ha sido el final de unos de los hoteles de mediados del siglo XX. 

Regreso al contenido | Regreso al menu principal