Apolo – Teatro Apolo - La Barcelona de antes

Vaya al Contenido

Apolo – Teatro Apolo

Cines Indice A
Marqués del Duero 57, aunque todos lo hemos conocido como teatro, el Apolo también en dos ocasiones hizo sus pinitos cinematográficos en la primera mitad del siglo pasado.
El primer teatro fue construido por Andrés Audet, para los hermanos Soriano (propietarios del Pabellón Soriano), que construyeron el teatro, en un solar donde estuvo construido anteriormente un barracón que fue destruido por una fuerte  tormenta. El nuevo teatro fue inaugurado con un aforo de 1.300 espectadores, el miércoles, 19 octubre 1904, con la representación de la zarzuela “el puñao de rosas”, dirigida por Rosell y Castillo,
Aunque al principio el local tuvo un excelente éxito con la programación de pequeñas zarzuelas, no dejo de pasar por la experiencia de realizar algunas programaciones cinematográficas, sin una idea concreta de la programación, abrió sus puertas el 27 de abril de 1912, con una única sesión, que empezaba a las nueve y acababa a las doce y media de la noche, programando “Flores Secas” de 600 metros, “El profesor de Flauta”, etc. con unos precios de 20 céntimos preferencia y platea y 10 céntimos la general.  
Pero la falta de criterio en la programación, le hizo cambiar al día siguiente los horarios de proyección empezando las sesiones, desde las tres y media de la tarde a las doce y media, con programaciones cada tres horas, pero eso tampoco les gusto ya al siguiente día, se producía otro cambio significativo ya que las sesiones empezaban a las cinco de la tarde y acababan a las doce de la noche con la proyección de 20 películas de estreno cada día.
Pero como algo no resultó del agrado de los propietarios, cuatro días después, el 20 de abril, cuatro días después se unían con el  Teatro Circo Barcelonés, para realizar una programación conjunta de los dos locales con dos sesiones diarias una de cuatro a siete de la tarde y otra de nueve a doce, con la proyección de 20 películas por sesión. Dejó nuevamente la programación conjunta el día 4 de junio, para aparecer individualmente el día 5 con la programación de las nueve a las 12 de la noche, con el estreno de “Milord Golfo”, “La culpa de los otros” “Los bandidos de Sierra Morena” y hasta 20 películas. Al día siguiente vuelve otra vez a cambiar de horario y realiza dos sesiones una calificada de monstruo de 3 a 8 de la tarde y la otra de 9 a 12, presentando entre otras la película de la empresa Plathé “La mujer Fatal”.
El sábado 8 de junio vuelve a aparecer anunciando para el día siguiente domingo a las 9 de la noche la realización de una función de teatro a beneficio del actor Joan B. Amen dedicada a Santiago Duran Masachs “La Mare do d'alivio”, al precio de la entrada de platea a 1.25, pesetas.
Vuelve a realizar sesiones cinematográficas hasta el sábado 6 julio en que anuncia a bombo y platillo el estreno de
la zarzuela Marina y así comenzar una nueva vuelta al teatro, anunciando para el 18 de septiembre, el estreno del melodrama Doña María la Brava de Eduardo Marquina, interpretada por Miguel Rojas con un vestuario y una decoración completamente nueva.
Finalizada la Guerra Civil el cine volvió al Teatro Apolo, esta vez con sesiones cinematográficas y actuaciones de artistas (Variedades), la primera sesión tuvo lugar el 19 de marzo de 1943, con la proyección “La melodía de Broadway 1036” por Robert Taylor y “Mares de China” por .Clark Gable y la actuación de Mirco, El Gran Fregolino, el Trío Alonso y Rosa de Andalucía
Finalmente el local cerró el domingo 4 de julio de 1943, con la proyección de las películas: “Quién me compra un lio” y Margarita Gautier” y la actuación de Fausto y Rosario y La Cartujana. Se construyó un nuevo edificio y nuevamente volvió como un nuevo teatro al Paralelo, con una época dorada.
Regreso al contenido