Apeadero del Paseo de Gracia – Baixador del Passeig de Gràcia - La Barcelona de antes

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Apeadero del Paseo de Gracia – Baixador del Passeig de Gràcia

Estaciones de Tren
En 1900 vista los problemas que representaban la ubicación de las dos estaciones principales, la Estación de Francia en el puerto y la estación del Norte cerca del Arco del Triunfo. Se decidió construir un apeadero que resultara mucho más cómodo para aquellos viajeros ilustres que no les gustaba la ubicación de las dos estaciones ya que les dejaba lejos del centro de la ciudad.
La idea inicial fue situar un apeadero mucho más céntrico, en principio se sugirió que fuera entre las calles Villarroel y Borrell, como previsión del futuro crecimiento de la ciudad pero, al ser una zona menos céntrica y no ser del agrado de muchos, se tomó la decisión de situarlo a la altura de Paseo de Gracia, para dar mayor facilidad y comodidad a los viajeros ilustres que llegaban a la ciudad y que precisamente eran los que más se habían quejado de la situación de las estaciones. 
Se contactó con el arquitecto Salvador Soteras y Taberner, para que realizara un edificio modernista que estuviera acorde con las nuevas construcciones del lugar. Consistia en dos construcciones una en el Paseo de Gracia y otra que se edificó más tarde en Pau Claris. La elegancia de sus instalaciones lo convirtió en punto de llegada en pleno corazón de la ciudad de los personajes ilustres, tanto políticos como culturales y artísticos.
El 1 de julio de 1902 se inauguró el edificio del Paseo de Gracia y veinte años más tarde se construyo el de Pau Claris. Fueron muchos los personajes que llegaron a el y fueron recibidos con grandes muestras de entusiasmo.
Dado el movimiento que tuvo que soportar la estación se decidió levantar un edificio similar al primero del Paseo de Gracia en la confluencia con la Calle Pau Clarís para descongestionar el tráfico que debía soportar, esto permitiría que los pasajeros que debían utilizar la estación entraran por el Paseo de Gracia y los viajeros que llegaban pudieran salir por el nuevo edificio. El 1 de enero de 1923 quedo inaugurado dicho edificio con lo que se consiguió una racionalización de su utilización.
En 1924 Mary Pickford y Douglas Fairbanks, dos de las estrellas norteamericanas más destacadas de la época. En 1930 se produjo algo similar, aunque muy superior en número de personas que salieron a recibir a los intelectuales castellanos, que habían hecho un manifiesto en plena dictadura de Primo de Rivera, manifestando su apoyo a la lengua catalana, entre otros estaban: Ortega y Gasset, Menéndez Pidal, El Doctor Marañón, Sánchez Albornoz, Pérez de Ayala, etc...
También fue un lugar de llegada y celebración de triunfos deportivos para aquellos equipos o deportistas que habían conseguido alguna victoria importante fuera de Catalunya y llegaban a la ciudad condal en tren.
La cobertura de la calle Aragón en 1960 provocó el lógico derribo del apeadero, construyendo totalmente la nueva estación bajo el nivel de la calle, aprovechando la altura que había entre las vías y la superficie. 

 
Copyright 2015. All rights reserved.
Regreso al contenido | Regreso al menu principal