Plaza Antonio López - Plaça Antoni López - La Barcelona de antes

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Plaza Antonio López - Plaça Antoni López

Plazas
Ubicada a principio de la Vía Layetana, junto enfrente de correos y en el lufar que ocupaba la Plaza de San Sebastian, se encuentra esta plaza que fue inaugurada al mismo tiempo que lo fue toda la urbanización que se produzco a principios del Siglo XX y que representaba la abertura desde la plaza Urquinaona hasta el puerto con los Paseos Isabel II y Paseo de Colón.
La plaza tiene en su centro un monumento que pertenece al titular de la plaza y que aunque en su titulación figura el nombre de “Marques de Comillas" y “Grande de España”, son muchos los que desearían que ni monumento ni plaza continuaran llevando en el fondo de una persona que para muchos fue un “Negrero”.
Antonio López además de esta plaza y monumento en la parte baja de la ciudad, tiene una avenida en la zona de Montjuïc, que es la Avenida de Comillas.
Para unos Antonio López fue un gran hombre de negocios que tenía la capacidad para conseguir negocios y producir beneficios. Muchos de estos los invirtió en la ciudad y que era lógico que tuviera este homenaje por parte de la ciudad. En la parte trasera de su monumento, nos encontramos con una glosa haciendo referencia a Ferrocarriles, Barcos, Tabacos y Bancos. 
Cuando se hizo la propuesta de dichos honores al Marqués de Comillas, su cuñado fue uno de los que se pusieron encontra de tales honores, ya que según el su cuñado no poseía ninguna de las vistudes que se le atribuían y para ello citaba a los que estaban a favor de tales honores que fueran a la “Casa Ardiaca” , en la que encontrarían informaciones de Antonio López y López.
Según su cuñado la familia había sido victima del despojo de toda posesiones, que el aprovecho de base para realizar la enorme fortuna que poseía y que había acumulado desde veinte años antes de su muerte. Antonio López, empleaba en su comercio las rentas de nuestra familia y mandaba a mi padre las cuentas que le convenían, fingía perdidas extraordinarias dejando embaucado a su suegro “Mi padre”, con la expectativa de negocios extraordinarios. 
¿Quieren saber el cpmercio que hacía mi cuñado? Traficaba con carne humana, era un comerciante de esclavos, compraba negros a bajo precio y después los revendía en los sitios que faltaba mano de obra. Cuando llegaba un barco con esclavos los compraba y los llevaba en el sitio que consiguiera revalorizar su valor.
Realmente es una historia que representa, dos versiones muy diferentes, y haría falta poder recabar mucha información para poder ver la verdadera verdad del asunto y que seguro que aún asi costaría saber con certeza toda la verdad. 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal