Hotel Ambos Mundos – Palace Hotel Revisado el 17 de noviembre del 2018 - La Barcelona de antes

Vaya al Contenido

Hotel Ambos Mundos – Palace Hotel Revisado el 17 de noviembre del 2018

Hoteles
El Hotel Ambos Mundos se construyó en 1895 en el solar que ocupa la manzana triangular existente entre la Ronda de San Pedro y las Calles Bailen y Ali Bey, en un estilo neogótico por el arquitecto Rafael Puig i Puig, que a su vez fue el propietario del mismo. Su aspecto era de una monumentalidad que le hacía destacar sobre el incipiente modernismo que en aquella época se iba abriendo paso en las nuevas construcciones.
Se inauguró el 16 de agosto de 1896 y era el único hotel de la ciudad con fachadas en la totalidad de su superficie. Esto y el estar cerca de la estación del Norte y el espléndido aspecto tanto exterior como  su confortable interior, le hacía ser uno de los más ofrecidos por los promotores turísticos de la época. Los magníficos ómnibus que se situaban a la salida de las estaciones, para la recogida de viajeros facilitaban el traslado de los clientes que llegaban en ferrocarril, este servicio que fue el primero que ofrecía un hotel, supuso una publicidad extra entre sus futuros clientes.
Al principio el hotel tuvo algunos problemas económicos ya que el viernes 20 de octubre de 1899, fue uno de los establecimientos que se habían recibida la papeleta de apremio de segundo grado, por el retraso en el pago y recibieron la visita de los agentes de la recaudación, para proceder el embargo. No fueron ellos los únicos en sufrir la visita de dichos señores, varios  establecimientos de lo que era el centro de Barcelona también recibieron la visita de dichos señores. La Vanguardia del día siguiente en su página 2, se hacía eco de la noticia.
El restaurante era también de primer orden, donde se servían banquetes a personajes reales y de la alta burguesía barcelonesa. Todo lo que el cliente o viajero pudiera desear,  lo encontraba en sus dependencias. 1900Cinco años después de su inauguración, su propietario Vicente Sauri, se trasladó a Paris para observar la innovación ofrecida por el Gran Restaurant Pallard de la capital francesa, y ser el primer establecimiento español de ofrecer los servicios de mesa Bí-Metal (que habían obtenido el Gran Premio de la Exposición), Bi-Metal era un sistema que reemplaza el estaño por la plata y permitía servir en la mesa los platos con los mismos utensilios que se han guisado en la cocina. Además de varios sistemas de platos modernos, entre ellos los que se presentaron en el menú que se ofreció en el Parque las Tullerías a  los alcaldes de Francia y otras autoridades.
En su cocina empezó como pinche Jean Pince Micas, que posteriormente abrió uno de los restaurantes más prestigiosos de la época en la calle Rauric esquina con Fernando, conocido como Casa Pince.
A partir de 11 de septiembre de 1916, el hotel contó con la compañía de un vecino ilustre, cuando el ayuntamiento escogió el espacio que había delante de la puerta del hotel, en el vértice de las calles Ali-Bey y Ronda San Pedro con la calle Gerona (lugar donde cayó herido Casanova en la batalla de 1714), para instalar la estatua de Rafael de Casanova, que había sido realizada por Rossend Nobas, sobre un pedestal diseñado por el arquitecto Alexandre Soler.
La estatua en bronce había sido trasladada del Salón de San Juan entre el Arco del Triunfo y la entrada al Parque de la Ciudadela, donde había sido colocada con motivo de la Exposición Universal de 1888, junto a otras siete estatuas más que representaban a personajes ilustres de la historia de Cataluña: Guifré el Pilós, Roger de Lauria, Bernat Desclot, Ramón Berenguer I, Pere Albert, Antoni Viladomat y Jaume Fabre.
Como era normal en aquella época, el negocio sufrió la voracidad de los inversores, lo que  provoco que pasara por varías manos, entre ellas las de Josep Gaspart i Bulbena, abuelo de Joan Gaspart expresidente del Futbol Club Barcelona  que en 1930, creo la cadena de Hoteles HUSA.
En 1920 el hotel cambio de nombre y tras una reforma en la parte superior elimino una parte del acabado superior del hotel y paso a denominarse Palace Hotel Restaurante, quedando clasificado como hotel de primera categoría, por debajo de los emblemáticos, Ritz, Colón y Majestic.
1938, el edificio cerró sus puertas como hotel y el edificio fue comprado por el gobierno, se derribó  y en el solar se construyó un nuevo edificio, que se dedicaría a la Magistratura del trabajo con entrada por la Ronda de San Pedro 52, fue inaugurado el día 30 de julio de 1940. La ceremonia fue presidida por el director general de Jurisdicción' del Trabajo.
Regreso al contenido